AGILIZAR LA MENTE.

En esta época  se observa un marcado interés por el bienestar en distintos aspectos de la vida. Uno de esos aspectos se refiere  a  la salud física y  la apariencia corporal. Esto se observa a través del cuidado del  aspecto físico; ya sea por medio de dietas, ejercicio físico, entrenamientos como también a través del cuidado del aspecto exterior por medio de tratamientos específicos  y en algunos casos a través  de las cirugías estéticas, con el objetivo de verse y sentirse rejuvenecido.

Dentro de todas estas posibilidades que existen en la actualidad para sentirse bien y más joven es totalmente indispensable no dejar de lado las funciones cognitivas, realizando un entrenamiento de las mismas para que acompañe el buen estado físico. En la actualidad funciones básicas como memorizar datos, se han dejado un poco de lado ya que la tecnología brinda esas funciones, memorizando por nosotros números de teléfonos, contraseñas, etc y todo esto hace que ejercitemos cada vez menos estas funciones.

Con respecto a los cálculos matemáticos, la gente se acostumbra a utilizar las calculadoras y deja de ejercitar cuentas básicas como la división, multiplicación, etc , esto implica que se pierda agilidad en la realización de las mismas. Para mejorar y mantener  esta calidad de vida es necesario seguir estimulando estas funciones.

Los avances tecnológicos son espectaculares, nos deben acompañar y ayudar para tener una mejor calidad de vida. Es importante trabajar estimulando y entrenando distintas  funciones cognitivas, para mantener la agilidad mental y evitar que estas pierdan funcionalidad.

Qué funciones es importante  trabajar?

Es importante trabajar memoria, atención, percepción, estructuración espacial, planificación, anticipación, coordinación, concentración, agilidad de pensamiento, capacidad de resolver situaciones problemáticas y tener en cuenta distintos puntos de vista y perspectiva.

Hay muchas formas de trabajar estos aspectos, les proponemos una de ellas,: el juego.

Lic.Cruz Rossi María Isabel

Psicopedagoga.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *